Detoxifique su cuerpo con una limpieza interna

 

Bajo condiciones normales, el sistema inmune utiliza los órganos de eliminación para mantener el balance interno del organismo. El cuerpo esta constantemente en un proceso de detoxificación a través de la circulación de la sangre y linfa y la actividad constante de órganos de detoxificación como el hígado, los riñones, la piel y el sistema digestivo.

 

La cantidad de sustancias “extrañas” en el organismo, es muchas veces mayor que lo que los órganos encargados de la detoxificación, pueden limpiar.

 

Con el estrés creado por una mala alimentación, falta de ejercicio, toxinas del medio ambiente y alimentos procesados, las condiciones del medio interno se alteran y el sistema inmune no puede defendernos de enfermedades, ya que estará “ocupado” tratando de limpiar los tóxicos del cuerpo.

 

La alimentación actual tiene gran contenido de diferentes aditivos, colorantes y otros químicos que le dan el sabor a nuestra papilas gustativas o una buena apariencia, pero en realidad es una fiesta de químicos que nuestro organismo tendrá que limpiar.

 

Si la dieta esta cargada de alimentos procesados (enlatados-de paquete), el organismo no tendrá los nutrientes necesarios que daran la energía para los procesos de limpieza interna. Se inicia entonces, el circulo difícil de quebrar, de acumulo de toxinas en el medio interno.

 

La detoxificación elimina los irritantes metabólicos o toxinas que incluye alimentos que no pueden ser metabolizados, tóxicos del medio ambiente (agua-aire-tierra), pesticidas, químicos y preservantes que no pueden ser utilizados en el organismo para la producción de energía porque son “extraños” a la fisiología normal.

 

El plan de detoxificación incluye la aplicación de diferentes pasos a la vez:

 

 

Se recomienda el proceso de detoxificación en épocas que no se acompañen de mucho estrés como periodos festivos, o exceso de trabajo. La detoxificación tiene que tener preparación tanto física como mental.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los puntos básicos para iniciar el proceso de detoxificación son:

 

 

 

 

 

 

 

Resultados: mejoría de la digestión, aclaramiento de la piel, mejoría de los estados alérgicos, mejor funcionamiento de los órganos de limpieza interna y sobre todo del sistema inmune que nos protege de enfermedades crónicas, por microorganismos y del cáncer.

 

Los diferentes tratamientos van de 5 días a 6 semanas, dependiendo de la historia clínica de la persona, enfermedades que padezca y su estilo de vida.

 

No se recomienda iniciar ningún programa de detoxificación sin antes consultar con su médico, sobre todo personas que padecen de alguna enfermedad crónica o que están con tratamientos especiales.